Las TIC: una auténtica revolución educativa

Las TIC: una auténtica revolución educativa

7 junio, 2019 0 Por Lidia Sánchez

La irrupción de las nuevas tecnologías en la educación es una realidad imparable, pero no es tan malo como lo pintan y te contamos por qué. La expansión de Internet y las tecnologías de la información (TIC) han marcado de manera irreversible cómo vemos y entendemos el mundo, tanto a nivel individual como colectivo.

 

Este cambio ha sido tan importante y profundo que a día de hoy se nos describe cómo “la sociedad de la información”.

La sociedad de la información es la que usa las TIC como piedra angular de su desarrollo a nivel social, económico de desarrollo, etc.

En este sentido tanto padres como profesores se enfrentan a un problema, ya que los niños de hoy en día cuentan con un conocimiento natural y que nos puede parecer innato de las
nuevas tecnologías: que los adultos de más edad no tienen.

Es por esto que en ocasiones las TIC generan desconfianza a padres y profesores que llegan incluso a pensar en las nuevas tecnologías como algo negativo, e incluso peligroso. Pero nada más lejos de la realidad. Las nuevas tecnologías están aquí para quedarse, solo hay que pensar cuánta gente estaría dispuesta a renunciar a Internet o a su smartphone para percatarse de que las redes sociales, la web o las tablets no van a desaparecer.
Así que lo mejor que se puede hacer en estos casos es informarse sobre el uso de todas estas tecnologías y aprovechar todos los aspectos positivos que tienen en la educación:

  • Mejoran la comunicación dentro del aula: Tanto entre padre y profesores como entre profesores y alumnos.
  • Crean nuevos espacios para que los alumnos puedan trabajar e interactuar, antes de la llegada de las TIC el alumno solo podía manifestarse en el espacio físico, ahora existen aulas virtuales y otros espacios para el alumnado que facilitan su aprendizaje.
  • Existen gran cantidad de herramientas digitales que ayudan a crear material didáctico interactivo con facilidad, ayudando al maestro en su día a día y mejorando el nivel de retención del alumno.
  • El uso conjunto de las TIC por parte de tutores, profesores y alumnos ayuda a crear ciudadanos que dan un uso responsable a la tecnología.
  • Se facilita el acceso a la información.
  • Se prepara a los alumnos para el correcto uso de herramientas que deberán usar en su futuro profesional.
  • Se desarrollan nuevas habilidades de una forma directa y amena para los aprendices, es mucho más entretenido ver un vídeo o realizar una actividad interactiva que leer teorías de un libro.
  • Hay una mayor fusión entre lo teórico y lo práctico, solucionándose parcialmente uno de los grandes problemas de la educación reglada, donde los contenidos tradicionalmente teóricos ( dentro del libro de texto) no tenían ningún tipo de relación con el mundo “real” donde los estudiantes viven y se desarrollan.

Por eso siempre debemos animar tanto a profesores como a tutores y padres a ver las nuevas tecnologías como a un aliado, no como un enemigo que puede afectar negativamente a la educación.

En ese sentido cada vez es más común que los adultos acompañen a los niños desde muy tierna infancia para que experimenten con las nuevas tecnologías.

Ya solo nos queda resaltar en este campo la programación en los niveles de educación infantil, los campamentos centrados en las nuevas tecnologías o las jornadas STEAM que realizan algunos centros tanto de primaria como de secundaria.

 

Photo by Kelly Sikkema on Unsplash

 

¡Comparte esta noticia!