Project Kinect for Azure, la apuesta de Microsoft

Project Kinect for Azure, la apuesta de Microsoft

17 mayo, 2018 0 Por BUSSOR

“La materia no se crea ni se destruye, solo se transforma”. Utilizando esta famosa frase de Lavoisier, podemos explicar que el dispositivo Kinect de Microsoft no se ha destruido, sino que se ha transformado o ha evolucionado hacia otras funcionalidades.

“Llegar a un nuevo nivel de precisión e innovación utilizando la inteligencia ambiental”. Así se anunciaba el nuevo dispositivo Project Kinect for Azure, presentado ante el público en el encuentro de Microsoft Build 2018. En principio, ha sido diseñado para permitir a los desarrolladores aplicar la IA en el mundo real, con funcionalidades mucho más profundas para los espacios de trabajo, unificando la tecnología Kinect de detección de movimiento con Azure, el sistema de IA de Microsoft. De momento, no ha sido anunciado para la plataforma Xbox, pero si eres un gamer amante del dispositivo, no pierdas la esperanza, llegará. Aquí os dejamos el vídeo de la presentación:

Para quien no lo conozca, repasemos en primer lugar la breve historia de Kinect. Kinect fue lanzado en 2010, como respuesta a los dispositivos de la competencia que comenzaban a utilizar estas tecnologías, como Wii de Nintendo que conseguía detectar el movimiento a través de cámaras infrarrojas. Puedes ver algunos videojuegos que supieron aprovechar la tecnología.

La realidad es que Kinect no logró abrirse hueco en la industria del videojuego debido al descontento de parte de los jugadores y a los numerosos fallos que provocaba el dispositivo. Sin embargo, fue una oportunidad “low-cost”, para el mundo de la investigación, por ejemplo, para la implementación de la robótica. Por ello, en 2011, Microsoft intentó relanzar Kinect para empresas e integrarlo en los workshops, algo que realmente no llegó a conseguir al cien por cien. Tras numerosas batallas con las desarrolladoras, Microsoft anunció en 2017 que dejaba Kinect apartado.

Por otro lado, tenemos Azure, el sistema “computing cloud” de Microsoft, uno de los negocios que reportan más beneficios al gigante de la informática. Permite el desarrollo de aplicaciones con inteligencia similar a la humana que mejoran la interacción con los usuarios a través de bots. Tiene aplicaciones para SaaS empresariales, macrodatos, comercio electrónico, marketing digital y líneas de negocio internas, entre otras. Industria, robótica, medicina y educación son los nichos de mercado a los que pretende llegar este sistema.

Por lo tanto, volviendo a la nueva creación de Microsoft, con Project Kinect for Azure, nos encontramos ante un sensor que nos ofrece mejores características en un formato más pequeño. Se pueden destacar entre otras, el aumento de la resolución a 1024×1024 píxeles, un bajo consumo de energía, obturador global que permite un mayor rendimiento con luz solar o la selección de ganancia automática por pixel, que permite capturar objetos lejanos más limpiamente. Estas características técnicas, sirven para cubrir las tres áreas principales del Project Kinect: aprendizaje automático, servicios cognitivos y edge computing.

Alex Kipman, el padre de las HoloLens, explicó que la tercera generación de Kinect se desarrolló precisamente para estas gafas de realidad mixta (recordemos la primera para Xbox 360 y la segunda para Windows). Con esta tecnología se desarrolló una aplicación real en una operación de cirugía en el hospital Gregorio Marañón de Madrid. También ha asegurado que la próxima versión de las HoloLens incluirán el sensor de Project Kinect for Azure.

Project Kinect for Azure, se concibe para que sea la visión de los ordenadores y la nube, y que cobre sentido gracias a la IA. Según sus creadores, este dispositivo mejorará la automatización, y permitirá ahorrar costes en seguridad, sanidad y procesos de fabricación. De igual manera, se utilizará para la construcción de drones y robots con navegación automática, lo que les permitirá, por ejemplo, evitar obstáculos que encuentren por su camino logrando una mayor precisión. Además se pretende extender su uso para las comunicaciones con la “holoportación”, permitiendo la creación de hologramas a escala real, en tiempo real.  

Por lo tanto, es verdaderamente interesante que Kinect, además de contar con una aplicación en Xbox y videojuegos, también esté buscando hacerse un hueco en otro nicho de mercado, utilizando esta tecnología para ser la base de trabajo de muchas empresas. Todavía tendrás que esperar un poco más para probarlo, pero estamos seguro de que revolucionará la industria. Si te interesa la IA y su aplicación en videojuegos visita nuestro blog y conoce VU, el videojuego que combina la IA con la tecnología Blockchain.

¡Comparte esta noticia!