Lightroom para Dummies

Lightroom para Dummies

30 noviembre, 2018 0 Por BUSSOR

Puede que lleves un tiempo usando Lightroom, pero al ser una herramienta tan sencilla de usar y tan intuitiva, hasta ahora, no habrás intentado investigar. Ahora es el momento de ir más allá y de que conozcas todos sus secretos.

Lightroom es una base de datos donde podemos mantener de forma organizada miles de fotografías, pudiendo acceder a ellas incluso cuando el volumen de las mismas es muy grande. Además, también nos permite editarlas. Los ajustes de edición que nos ofrece son bastante avanzados y a través de ellos podemos corregir una foto de luz, de color,  disminuir o acentuar sus distorsiones, agregar más enfoque, más ruido o incluso virar a blanco y negro…

Las funcionalidades que ofrece Lightroom están agrupadas en lo que se llaman módulos y son: Biblioteca, Revelar, Proyección, Imprimir y Web. El primero de ellos lo usaremos para clasificar y organizar nuestras fotografías. El segundo, nos permite realizar los ajustes necesarios para preparar las fotografías para su presentación, que es lo que hacen los tres módulos restantes.

Lightroom nos permite trabajar con múltiples catálogos, que son bases de datos que almacenan la ubicación de la fotografía, toda la información EXIF de la imagen y los ajustes/cambios que realizamos en ellas. Es decir, se trata de un administrador de bibliotecas fotográficas, que guarda en un catálogo toda la información relacionada con nuestras fotografías y lleva un registro minucioso de todas las operaciones.

Pero lo más destacado es su edición no destructiva, permitiéndonos deshacer los ajustes incluso días después de haberlos realizado, sin que la fotografía original haya sido alterada en alguna forma. Ahora te revelamos algunos de los trucos que te permitirán sacarle el máximo partido a tus fotografías:

  1. Usa Bloq. Mayús para Auto Avanzar

Cuando quieras trabajar rápidamente nuestro truco favorito es presionar la tecla Bloq Mayús para usar atajos de teclado que agregarán metadatos a una imagen, para así continuar automáticamente con la siguiente imagen:

  • P para marcar una imagen como una elección
  • U para quitar una marca de una imagen o para omitir la siguiente imagen
  • Y para ver el antes y el después
  • Teclas numéricas 1-5 para agregar el número correspondiente de estrellas
  • Teclas numéricas 6-9 para agregar una etiqueta de color.
  1. Sé inteligente, edita desde la vista previa

Las Vistas Previas Inteligentes son lo más parecido a la magia. Lightroom puede construir versiones más pequeñas de tus imágenes dentro de tu catálogo, para que puedas seguir editándolas cuando te desconectes. Estos archivos son más pequeños que las imágenes RAW originales y más rápidos para trabajar. Para obtenerlos tan sólo tienes que ir a preferencias de Lightroom y elegir la pestaña Desempeño. Habilita esta característica y acelera tu edición.

  1. ¡Fuera Luces!

Cuando quieras centrarte en las imágenes en las que estás trabajando, el  modo Fuera Luces entra en juego. Presiona la tecla L en tu teclado una vez para atenuar el área alrededor de tu imagen. Presionándola una segunda vez oscurecerá por completo la interfaz y presionándola una vez más regresará a la vista normal. La clave aquí es atenuar la interfaz para enfocarse temporalmente en una imagen.

  1. Dale tu toque personal: ¿Tienes ya tu propio Logo?

Añade personalidad con la característica tocador de Lightroom. Con esta opción, puedes agregar tu propio logo o imagen a la esquina superior izquierda de Adobe Lightroom. Ve al menú Lightroom, dale a Identificar Configuración y Tocador para personalizar tu espacio de trabajo. En el menú desplegable de Tocador, elige Personalizado.

  1. ¡Córtate al recortar!

El recorte se refiere a la pérdida detallada de destellos o sombras. Básicamente, cuando empujas demasiado una imagen en post-producción, los destellos pueden quemarse o las sobras perder detalle significativo. Puedes cuidar y evitar eso presionando la letra J en tu teclado. Probablemente ya sabrás que puedes entrar al modo recorte presionando R en tu teclado, así que cuando hayas entrado al modo recorte, presiona O en el teclado para cambiar a través de las diferentes opciones de recorte. Esas cuadrículas ofrecen algunas ideas muy creativas para recortar tus imágenes.

  1. Organiza tus ajustes preestablecidos y atenúa sus efectos

Los ajustes preestablecidos de Lightroom son sin duda la herramienta estrella. Estos son los ajustes de un clic que usamos para estilizar y ajustar nuestras imágenes. En el panel de ajustes preestablecidos podrás reordenarlos en carpetas. Crea una gran selección de ajustes, pero es importante que no olvides organizarlos periódicamente.

Hemos hablado sobre organizar ajustes preestablecidos, pero hay un gran consejo que cambiará cómo los usas. El complemento Fader de Lightroom te permite aplicar un ajuste preestablecido, pero atenuar los efectos de éste. Una vez que el complemento está instalado, ve a Archivo > Extras de Complementos > The Fader para usar el nuevo complemento. Puedes elegir un complemento de Lightroom desde el menú desplegable y aplicarlo a tu imagen. Mueve el deslizador de opacidad para controlar qué tanto debería ser aplicado el ajuste.

No olvides echar un vistazo a los videocursos que ofrecemos desde Bussor sobre retoque fotográfico. Pincha aquí.

¡Comparte esta noticia!